Cómo tener una aventura sin que me pille mi pareja

Si has llegado hasta aquí es porque estás decidido a tener una aventura con alguien que conoces o no y no quieres decepcionar a tu pareja o a la familia porque has cometido un acto ilegal, que en muchos países se denomina adulterio.

Si no has conocido a esa chica joven y guapa que despierta tus deseos más secretos o a ese hombre con el que crees tener más feeling que con tu marido, entonces puedes ayudarte de internet y de las numerosas webs y apps de citas online que existen, la más conocida para los affaires se llama Fuego de Vida, aunque te advierto que hace poco un grupo de hackers destapó en un escándalo numerosas cuentas y datos privados de los usuarios haciendo en muchos casos chantajes.

También tienes la posibilidad de una noche de fiesta o ir a una feria, donde el alcohol y las hormonas están revoloteando constantemente y poner la excusa de si te pillan de que todo ha sido por las copas de más y que tú no eras consciente realmente de lo que hacías.

Pero eso no es una aventura, es más un acto de infidelidad. Las aventuras implican “pico y pala”, que haya conversaciones calurosas por redes sociales, que impliquen miradas cómplices y que incluso vayas a conocer a la persona en sí.

  • Miradas. Una mirada dice más que cualquier frase sexy que puedas imaginar. Si tu pareja está delante y cruzas miradas con la otra persona en más de una ocasión y ambos sonreís, aquí ya pasa algo. Empieza con miradas cortas y sonrisas para luego aguantar la mirada y hacerlo de la forma más seductora que puedas. Si te sigue el juego pasa al siguiente nivel.
  • Más que palabras. Las conversaciones que mantengáis en persona deben ser cortas en un principio, que crea que no tienes interés si tu pareja está delante. Busca pedirle su número o dale el tuyo, investiga un poco en Facebook o Instagram para encontrar su perfil y comienza a flirtear verbalmente. Lo que siempre funciona es meterse con la otra persona, romperá el hielo y despertará su interés en provocarte.
  • Imágenes. En un estado más avanzado de las conversaciones, pídele o envíale fotos de ti. Que parezca que es una foto inocente de lo que estés haciendo en ese momento, pero tiene que ser algo interesante como ir a algún evento y llevar tus mejores galas. Pídele entonces que te mande una foto o video suyo de lo que esté haciendo. Así hasta que más adelante paséis a enviaros fotos más subiditas de tono.
  • Cita. Tu aventura ya va por todo lo alto y decides quedar con esa persona, busca una excusa creíble, algo del trabajo no siempre es la mejor opción, puede que decir que estás con tus amigos sea algo que a la larga va a resultar contraproducente por si ella lo pregunta. Sé imaginativo. Por supuesto no te lleves a esa persona a tu casa si eres tú quien tiene la pareja. Mejor en su casa o en un hotel lejos de tu hogar o zona transitada por tu chico o chica.
  • Seguridad sexual. Una vez estéis en el tema, usa preservativos. Si de repente en un análisis descubres que tienes una enfermedad de transmisión sexual y tu pareja no, encima de que puedas llegar a morir tu pareja te va a descubrir y te vas a morir solo. ¿Karma?

Así que nada, piénsate dos veces lo de las aventuras. Si estás realmente tan bien con tu pareja y ambos creéis en la fidelidad y el respeto mutuo, entonces olvida el calentón del momento y pon tierra de por medio. Pero si sigues es porque en tu mente ya estás empezando inconscientemente a desenamorarte de tu pareja.

Tristan Vargas